Feb 21 2018

Por qué el nombre: Semillas de bambú

La historia del crecimiento de bambú japonés es una leyenda que cuentan los sabios:

“Hay algo muy interesante que sucede con el bambú japonés y que nos enseña una importante lección. Cuando un cultivador planta una semilla de este árbol, el bambú no crece inmediatamente por más que se riegue y se abone regularmente.

De hecho, el bambú japonés no sale a la superficie durante los primeros siete años. Un cultivador inexperto pensaría que la semilla es infértil, pero sorprendentemente, luego de transcurridos estos siete años, el bambú crece más de treinta metros en solamente seis semanas.

¿Cuánto podríamos decir que tardó realmente en crecer el bambú? ¿Seis semanas? ¿O siete años y seis semanas? Sería más correcto decir que tardó siete años y seis semanas, ¿Por qué?

Porque durante los primeros siete años el bambú se dedica a desarrollar y fortalecer las raíces, las cuales van a ser las que luego de estos siete años pueda crecer tanto en solamente seis semanas. Además, si en algún punto en esos primeros siete años dejamos de regarlo o cuidarlo, el bambú muere”.

Nuestros hijos son esa semilla que va cultivando raíces con nuestros riegos de todo tipo de información, acciones… etc por eso debemos ser cuidadosos en lo que les enseñamos ya que el futuro parece lejano pero llega siempre antes de lo previsto.

Lo que hoy es un niño, mañana será un adulto con tus enseñanzas como bandera.

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.