SÍNTOMAS DE ALERTA

Mar 23 2017

SÍNTOMAS DE ALERTA

TRASTORNOS DE CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)  INDICADORES Y SÍNTOMAS

Recordaros que el objetivo de este pequeño rincón de lectura es daros una visión más completa de los trastornos de alimentación, conocerlos mejor, saber cuales son los síntomas e indicadores de riesgo que tenemos que tener en cuenta y cómo podemos prevenirlos.

–Siempre recordando, que si tenemos cualquier posible sospecha de TCA (trastornos      de      alimentación)      se       debe       acudir       a       un       profesional–

En esta nueva edición, el objetivo es presentaros los síntomas o indicadores de riesgo que tenemos que tener en cuenta para acudir o pedir ayuda si los observamos o tenemos sospecha de un TCA.

DEFINICIÓN

Para empezar os recordaré que es un trastorno de alimentación para que tengamos todos la misma visión y el mismo marco de partida.

Como dice su definición, el término TRASTORNO DE ALIMENTACIÓN se refiere a una alteración psicológica que conlleva anomalías graves en el comportamiento de la ingesta.

Se puede ver que el síntoma externo podría ser una alteración de la conducta alimenticia (dietas prolongadas, pérdida de peso…) pero el origen de estos trastornos se tendría que explicar a partir de una alteración psicológica (elevado nivel de insatisfacción personal, miedo a engordar, a madurar, elevados índices de autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso, la comida o su cuerpo, autocrítica negativa…).

Como hemos señalado anteriormente, es un entramado mayor y más profundo que un simple “no quiero comer chocolate porque engorda”.

Pero como profesionales, el síntoma externo es lo que nos ayuda a saber que algo está ocurriendo y debemos ayudar a ese niño/niña.

Una vez que hemos repasado su definición podemos preguntarnos: ¿Cómo puedo yo saber o intuir que hay un problema de alimentación?

¿QUÉ SÍNTOMA ES UNA SOSPECHA DE TCA? 

Existen una serie de comportamientos, actitudes, y síntomas que alertan la presencia de un trastorno alimentario. Cada trastorno de la alimentación, posee diferentes señales de alarma. Pero dentro de este abanico, os voy a indicar algunos de los más comunes en todos los tipos de trastorno de alimentación y que pueden ser fáciles de detectar para vosotros, los padres:

**Aumento de la actividad física: De repente, hay una excesiva preocupación por la realización de deporte, no pudiendo faltar a su entreno o siendo la prioridad máxima del día a día. Además de utilizar un tiempo excesivo para ello: dos o tres horas de entreno diarias.

**Alteración del número/horario de comidas: Empiezan a saltarse comidas o cambiar los horarios habituales de ellas.

**Dietas: Se realizan dietas. O hay una negativa o restricciones a comer algunos alimentos de forma estricta por considerarlos muy grasos (patatas, fritos, pan, pasta…)

**Autoverbalizaciones negativas hacia su cuerpo y preocupación excesiva por la propia imagen: Se dirigen a su cuerpo de forma despectiva, señalando todo aquello que no le gusta de  su  cuerpo, de forma exagerada y repetitiva. Su cuerpo y su aspecto es un constante tema de conversación.

**Rituales con la comida: De forma repentina desarrollan “manías” o rituales con la comida que antes no realizaban, como por ejemplo, machacar las patatas fritas o aquello que puede estar más aceitoso para quitárselo, cortar en trozos muy pequeños la comida, extender la comida hacia los lados del plato para parecer que ya han acabado y queda muy poco en el plato…

**Pérdida o aumento de peso en muy poco tiempo sin razón (enfermedad, problemas físicos/médicos…)

**Ideales de belleza muy delgados: Fijación por modelos y cánones muy delgados rozando a veces la enfermedad. Ante esos cánones, las verbalizaciones son del tipo: “Mira que cuerpo mas bonito, ojala yo lo tuviera” “Mira se le notan los huesos del hombre, me parece precioso”.

**Consulta páginas web sobre alimentación, “trucos para perder peso” ,dietas…

¿QUÉ PODEMOS HACER COMO PADRES?

Es muy importante que como padres y madres entendamos que somos el modelo para nuestros hijos.

Hemos escuchado y nos recuerdan continuamente que aquello que hacemos o decimos tiene siempre una repercusión en el menor y en este tema de la alimentación y de la comida también tiene su importancia.

Es muy importante que nuestros hijos vean unos hábitos de alimentación y una conducta hacia la alimentación saludable y normalizada. ¿Por que reseño este aspecto? Está claro que en este momento, estamos bombardeados por dietas, por trucos… y podemos cometer el error de hablar de ello con demasiada asiduidad o realizar ciertas conductas de alimentación o un mensaje erróneo hacia la alimentación y la comida por TANTO TENEMOS que estar en alerta porque como hemos comentado somos su modelo y su punto de referencia.

Y lo más importante e indudable es acudir a un profesional para que el pueda explicarnos qué está ocurriendo y poder ayudarnos si en verdad existe un trastorno de alimentación.

En el próximo artículo hablaremos cómo prevenir los TCA, que acciones o hábitos podemos llevar a cabo para mejorar y prevenir posibles problemas con la alimentación.

Ana Martorell Vicens

Psicóloga M-23312

Si quieres saber más sobre Ana Martorell (pincha aquí)

http://www.anamartorell-psicologa.com

psicologa.anamartorell@hotmail.com

Deja un comentario

Su correo no será publicado.